Adecuación interior, identidad y diseño gráfico. Ejecución de obra.

El Proyecto parte de un plazo limitado y un espacio con amplias posibilidades pero sin identidad propia. Se construye el proyecto a la vez que la identidad, para crear la primera sidrería fresca GAYOLERU.

Se focalizan los elementos que determinarán y caracterizarán el espacio, implementando las zonas más significativas (barra y chaflán) con el panelado triangular de madera. El logotipo, se construye con esta triangulación, formando el local y el diseño gráfico una misma identidad reconocible.

Se trabaja el plano del techo, para en primer lugar, dotar técnicamente de una solución acústica y de iluminación al local. A partir de esta premisa, se definen los elementos circulares que generaran un nuevo plano del techo: captadores acústicos hechos en taller y luminarias led de alta eficiencia energética.

El local adquiere una identidad completa, con los vinilos corporativos, la señalética y las plantas, que se descuelgan del techo junto a la fachada, actuando como reclamo para la "sidrería fresca".

El mobiliario se realiza a medida con madera tratada y el logotipo grabado, del mismo modo que las encimeras de los aseos, creando una imagen coherente, fresca y única.